sábado, 15 de julio de 2017

ACÁ NO PASÓ NADA


Nos mentimos
porque  sincerarnos
puede dejarnos al descubierto
los  sentimientos
Y ante la más minima chispa
nos vamos a prender fuego

Mejor
pensar que
aca no pasó nada
que no nos conocemos
Que nuestras bocas
nunca se tocaron
y que nuestros cuerpos
nada compartieron
Pero decime cuánto
podríamos sostenerlo
si nos atrevemos
a mirarnos.

Mirame a los ojos
Si te la bancás.
Caro con Insomnio (Carolina Peralta)

viernes, 14 de julio de 2017

QUERERTE A VOS...

Hice una jugada con la certeza de que quien te ama, no te amarra... te despeina. Quiero llenarte la boca con besos pintados a puro rojo y que me arranques la ropa como si fueras un niño abriendo un regalo navideño. Quiero ese entusiasmo en tus ojos descubriendo mi piel, mis imperfecciones, mis cosas únicas, mis lunares, mis cicatrices, mis olores. Quiero el cosquilleo que provoca un salto al vacío, pero lo quiero saltando en tu pecho. En vos se derriten todas mis inseguridades, mis disfraces, mi dolor. Quiero que me abras como a un libro, que marques con tus dedos cuál página te resultó mejor y que escribas en mi vientre sobre los gritos que provoca un amor.

Lo bueno de todo esto, es que no te necesito para ser quien soy, porque nunca cambié por nadie... ni siquiera por vos.

Aprendí mucho de mí cuando te descubrí, porque nunca nadie me quiso así... desnuda, íntegra, original... ni siquiera yo. Aprendí que cuando no me aceptan es tiempo de decir adiós, que nadie debe ni puede corromper lo que en realidad soy.

Vos me miraste el alma, me leíste a los gritos, sonreíste entre lágrimas y me enseñaste a no dejarme atrás. Aprendí de vos, aprendiste de mí. Sé que al final de esta hermosa locura vamos a llevarnos todo para no caer en la tentación del requerimiento, de la necesidad, de la necedad.

Lo bueno es saber que puedo marcharme ahora mismo, que podés marcharte ahora mismo... porque nunca nos dejamos en segundo lugar.

Hice una jugada a sabiendas de que no estoy entre tus manos ni tampoco lo estaré, sino a tu alrededor, libre... queriéndote incluso en las soledades más frías.

¡Carajo! Yo me enamoré de vos como me enamoré del viento, y del agua, y del fuego... salté hacia tu lugar incierto y loco y desatinado. Salté sabiendo que antes de caer yo... caería el miedo.

No nos tenemos, nos queremos... y ese, es un fenómeno que pocos entienden. Cómo mierda se explica algo con tanto y tan poco sentido, como lo que yo he sentido. Cómo mierda desestimar sin lastimar la soberbia de quienes se llaman amores, esposados lejos de sus sueños. Ese es el miedo que todos tienen, el de perderse en lo ajeno. Eso es porque no encontraron nunca a alguien que los hiciera encontrarse, quererse y animarse. Eso es porque aún, realmente no se han enamorado.

Quererte a vos,
es querer al mundo.

Maru Leone. Morite de amor, cagón.

martes, 4 de julio de 2017

UNA VEZ MÁS

Te quiero, es domingo y no debería largarte este choclo ahora. Si no tenés ganas, no lo leas ya. Guardalo para cuando puedas. Perdoname que sigo haciendo estas estupideces, es que llega un punto en que me explotan las palabras en el pecho. Perdoname. Y encima tengo que pedirte que me respondas. Porque necesito escuchar - leer - lo que pensás de mis desvaríos. Necesito creer que no estoy tan perdida, que puedo llevar adelante esto, sin joderte la vida.

Vos decís que voy a poder bancarme esto?
Entendeme, sé que me dijiste que cuente con vos, que te interesa, que es algo que querés hacer. No tengo motivos para no creerte. Mi miedo radica en MIS posibilidades. YO voy a ser capaz de trabajar juntos? Sigue pasando el tiempo y cada vez estoy más pegada a vos. Es una chiquilinada, lo sé, lo acepto. Soy una mujer adulta con un metejón de una adolescente. No sé qué más hacer. Probé de todo, te juro. Toda idea que se me ocurrió para desapegarme emocionalmente de vos. Te juro, creeme. Y sigo poniéndome en esta posición en la que termino siempre con esta angustia porque no soy capaz de pensarme sin tu presencia. Es, a la vez, la declaración de amor más romántica de mi vida y la situación más enredada en la que me puse jamás. A esta altura, vos entendés que la cosa corre por dos carriles, no? Racionalmente, manejo mi vida diaria, trabajo, disfruto, proyecto, creo (de crear, no de creer). Hay un momento (ojalá fuera sólo uno) del día, en el que cambio el carril del raciocinio por el emocional. Ahí me siento como una pollita mojada, tembleque, solita y sin saber adónde ir. Y no son necesariamente momentos en los que estoy sola en casa, ponele. A veces estoy rodeada de gente, conocidos, los pibes de la escuela, amigos, compañeros, y me agarra. Lo que inevitablemente me levanta son tus palabras. Mirá qué poder que te otorgo, no? Tus palabras, en este punto, casi cualquiera, que leo y releo en mi memoria (porque otra vez tomé la costumbre de borrar todo, en un intento de exorcizar esto). Son tus palabras las que abrazan a esa pollita mojada y le hacen sentir que todo es posible. Mierda! Es una cagada esto. Estás leyendo y seguramente pensando que siempre termino cargándote con mis rollos. Me entendés por qué sigo estirando todo? Más allá de las contingencias, pude haber priorizado esto, pero no tenía las fuerzas para enfrentar lo que te estoy diciendo ahora.
Nene, decime que me entendés. Que no te enojás. Yo sé que me querés, que te jode que te cuente estas cosas porque tu intención no es lastimarme ni hacerme sentir mal. Sé que lo tuyo es sincero y amigable, no me sale otro término, perdón. Todo eso lo sé. Todo eso va por el carril de la razón. Mi corazón, however...
Por eso quería verte. Demostrarme que puedo estar cerca tuyo y comportarme como una persona normal. Las cartas del Tarot me dicen que no puedo. El I-Ching me dice que no puedo. Yo soy caprichosa y digo que tengo que poder. Me importás demasiado como para perder la posibilidad de trabajar juntos. No tengo idea cómo lo voy a hacer, pero te aseguro que yo siempre logro lo que me propongo con todas mis fuerzas.

sábado, 1 de julio de 2017

SIMPLEMENTE PASA

Yo no quiero tu cortesía, ni que me despiertes las ganas o la vida. No te amo bajo condición, no quiero un amor bien retro... ni te requiero para que asesines mis inseguridades y mis espectros. No me hace falta tu vida ni tu calor, no te necesito para ser quien realmente soy. Yo te quiero no más que por elección, aunque sin negar que esto es una cosa de a dos. Sonrío y te sonrío, me haces bien pero no te responsabilizo. El amor va de la mano del viento, tan sueltito que ajusta en el pecho. No me va mucha charla sin confites, ni ser frutilla de tu postre y viceversa. No quiero tu mano jurando amor, ni siento que el "destino" nos juntó. La casualidad de encontrarnos en esta misma situación, fue siempre una en un millón. No nos va el destino porque sabemos que lo nuestro fue siempre un plus de vida. Nadie ni nada puede nunca... predecirlo todo. El amor pasa, simplemente pasa... y nos pasó a nosotros dos.

Nene, somos dos en un millón.

Maru Leone. Morite de amor, cagón.

domingo, 11 de junio de 2017

HASTA LUEGO

Te cuento un secreto: con tu saludo de "hasta luego", me tuviste todo el día sonriendo. Yo calculaba que, para esta altura, se me iba a pasar, pero me ponés cada vez más cursi. No sé qué hacés, ni cómo, ni por qué te permito que tengas este poder sobre mí. No te equivoques, me encanta. Me encantás. Ya sabés. Y también tenés claro que soy inofensiva: que maúllo pero no tiro el zarpazo.  Adoro que me hagas sentir tan viva, tan intensa, tan importante. Que me permitas soñar, fantasear, ilusionarme. Y me asusta mucho, muchísimo más que lo que te puedas imaginar.

miércoles, 7 de junio de 2017

DÍAS Y DÍAS

Hay días que tengo tantas ganas de verte, nene. Cruzarte por ahí, aunque sea. Y darte un abrazo tan, pero tan apretado que sea capaz de pasarte algo de todo lo que siento por vos. Hay días...

martes, 6 de junio de 2017

SI ME QUERÉS

Si me querés. quereme con todo, completa.
Si no, no me quieras.
Si me querés, quereme sin miedos, sin frenos, sin excusas ni peros.
Si me querés, quereme como mujer. Como mujer libre.
No me ates, no nos atemos.
No soy tuya, no sos mio.
Somos.
Si me querés, sé auténtico.
Si me querés, tenés que saber que yo quiero bien. No existe forma mala de querer, porque si es malo no creo que sea amor.
Si me querés, quereme con mis mambos, que son muchos.
Llego media hora antes a todos lados, no me sé una canción entera, me encanta tener razón, dibujo cualquier cosa en cualquier momento, me encanta charlar sobre la vida y que me cuentes hasta lo más irrelevante.
Escribo también, siempre.
Escribo si amo, escribo si extraño.
Te escribiría, un montón.
Quereme sabiendo que de noche mis mambos se notan más
Si no, no me quieras.
Caro con Insomnio